Iconografía 7: En la capilla de la iglesia


La estructura original de la iglesia de Peraleda consistía en una sola nave, con el Altar Mayor al este y la torre al Oeste. Dos o tres siglos más tarde se transformó en planta de cruz latina al añadir dos adosados en la cabecera, la sacristía a la derecha y luego la capilla a la izquierda, coronada por una cúpula de la cual cuelga una lámpara de bronce que fue restaurada en el 2015. En esta capilla se colocaron tres altares con imágenes que fueron destruidas durante la Guerra. Las imágenes que vemos aquí son las que sustituyeron a aquellas que desaparecieron.

Capilla de la iglesia de Peraleda de la Mata

A la derecha según se entra está el retablo de Nuestra Señora de la Soledad, el de mayor calidad artística de todos los que hay en Peraleda. Aunque se hizo con la intención de dorarlo, se ve que el presupuesto no llegó y lo dejaron en madera vista. La Guerra, las termitas y el tiempo lo dejaron al borde del colapso. En el año 2003, siendo sacerdote Miguel Ángel García Durán, el dueño de la cadena hostelera madrileña “El Museo del Jamón”, Francisco Muñoz Heras, casado con una mujer nacida en Peraleda, se ofreció a pagar la restauración (al igual que había pagado la de la torre y el tejado y pagaría después la de la mencionada lámpara) y a terminar lo que en su momento no pudo hacerse, cubriendo con pan de oro todo el retablo. Hizo la restauración la empresa placentina “Decoración y Restauración Llorente”, por un importe de 10.000 € por la restauración de la madera, a lo que hay que sumar 8.200 por el dorado, 1.500 por el cuadro de la Déesis que decoraba la parte superior tapando la ventana (y que pocos años después se retiró para no dejar la capilla tan oscura, sustituyéndose con una vidriera), y otros 3.800 € por la realización de un frontal de madera decorado, pues el que había sido destruido en la Guerra. En total todo ascendió a 23.500 €.0- Horizontal

Al frente está el retablo, también barroco, de la Inmaculada, igualmente carcomido y en grave peligro de derrumbe. Y a la izquierda se encontraba un retablo de madera sin policromar, de estilo neogótico, que se compró después de la Guerra, con el cuadro de la Virgen del Perpetuo Socorro en el centro. Este retablo, que ya estaba también lleno de termitas, fue retirado en el mismo 2003 para evitar el contagio y porque su poca valía artística no merecía una restauración, dejando solo el cuadro de la Virgen (que en estos momentos está colocado “temporalmente” en el mismo arco de entrada a la capilla).

INMACULADA

Al entrar en la capilla nos encontramos de frente con una Inmaculada de yeso policromado con corona de lucecitas. Esta imagen fue comprada por la Asociación Hijas de María que pagó por ella 550 pts.

Retablo de la Inmaculada en Peraleda de la MataA ambos lados de esta imagen dos cuadros: el de la derecha representando a San Luis Gonzaga y el de la izquierda a la santa de Ávila, Santa Teresa. Estos cuadros fueron pintados por el sacerdote D. Demetrio Domínguez, el mismo que pintó de nuevo el destruido cuadro de las Ánimas. Como anécdota curiosa diré que D. Demetrio hizo posar para modelo de San Luis Gonzaga al entonces monaguillo Julián Rico Fernández (Julián Cano) y para Santa Teresa a Margarita Esteban Redal, sobrina del sacerdote asesinado D. Paulino.

En la parte superior de este altar, sustituyendo al cuadro original destruido en el conflicto bélico, se colocó un cuadro de la Virgen de Guadalupe, que no es un cuadro pintado sino estampado, por cierto bastante deteriorado.

VIRGEN DE LA SOLEDADRetablo Virgen de la Soledad - Peraleda

En el altar de la derecha una imagen de Nuestra Señora de la Soledad. Fue esta imagen comprada por el Alcalde Lucio García para la Hermandad del Descendimiento de la Santa Cruz. Esta Hermandad la rechazó alegando que ya tenían una imagen de la Dolorosa, por la que se la pasó a la parroquia, que la colocó en este altar, en el lugar que ocupaba la imagen de San Antonio de Padua que hoy está en el altar de enfrente, la cual a su vez fue comprada para sustituir a una talla de madera de San Francisco de Asís, muy bella por lo que los viejos recordaban, que fue quemada y que era el titular de una cofradía de su nombre, hoy desaparecida.

Por todos era conocida la falta de entendimiento entre esta Hermandad y el Sr. Alcalde Lucio García, motivada en que quiso ser Hermano Mayor un año y ésta le dijo que debía respetar el turno de los aspirantes a esta mayordomía. Fue tal su enfado con esta Hermandad, que durante los años que regentó la alcaldía, llegada la Semana Santa se ausentaba de la localidad siendo el teniente Alcalde el que presidía con el Hermano Mayor de la Hermandad los actos religiosos.

Dos pequeñas imágenes, Santa Lucía y San Judas Tadeo, ocupan sendas hornacinas a uno y otro lado de la Virgen de la Soledad, sustituyendo a las tallas originales que allí había antes de la Guerra, siendo una de ellas la antigua talla de madera de la Virgen de la Campana de la Mata, traída a finales del siglo XVIII a nuestra parroquia, cuando la iglesia de Santa María de la Mata (hoy conocida como San Gregorio) fue definitivamente cerrada. Sobre la identidad de la otra imagen no tengo noticia alguna.

SANTA LUCÍASanta Lucía en Peraleda

Santa Lucía porta la palma del martirio y en un plato porta los ojos que la sacaran por negarse a ofrecer sacrificio a los dioses. Milagrosamente siguió viendo y el prefecto romano Pascasio mandó decapitarla en Siracusa, su ciudad natal, en el año 304. Es patrona de la vista y de los ciegos.

San Judas Tadeo en PeraledaSAN JUDAS TADEO

San Judas Tadeo, lleva en la mano izquierda un bastón y con la derecha señala un medallón en el que aparece la imagen de Cristo. El bastón es el símbolo de su martirio pues fue muerto a garrotazos y al señalar el medallón nos indica que debemos seguir las enseñanzas de Él. Una llama o lengua de fuego situada sobre su cabeza significa que estuvo en Pentecostés y que escribió un libro canónico (la epístola de San Judas). Este apóstol fue martirizado en la ciudad griega de Edessa entre los años 60 y 70 y es popularmente considerado el patrón de las causas perdidas y abogado de los imposibles, al igual que Santa Rita de Casia, que también tenemos en nuestra iglesia.

EL BAUTISMO DE JESÚSEl Bautismo de Jesús en Peraleda

A la derecha del retablo de la Soledad se ha colocado recientemente el cuadro del Bautismo de Jesús que es el que hace años se encontraba en la pared que tapiaba la puerta de Labradores, que había sido cegada unos años antes de la Guerra hasta que a finales del siglo pasado volvió a reabrirse. En el espacio que quedó al tapiarse la puerta se colocó la pila bautismal, que anteriormente estaba a la izquierda de dicha puerta y que hoy está frente al altar de la Virgen del Rosario. Este cuadro, al cambiar de sitio el baptisterio, estuvo durante algunos años en la sacristía hasta su traslado a la capilla.

VIRGEN DEL PERPETUO SOCORRO

A la izquierda se encontraba hasta hace unos años un altar construido por algún carpintero local y que desentonaba con los restantes de este templo. Tenía este altar en su centro un cuadro de la Virgen del Perpetuo Socorro que, como hemos dicho, permaneció en el lugar cuando el retablo fue retirado.

Perpetuo Socorro original - antes y después de su restauración

Icono bizantino original del Perpetuo Socorro, venerado en Roma  (antes y después de su restauración)

Este cuadro es copia de uno que se encuentra en la iglesia de San Alfonso del Esquilino, en Roma, de datación incierta (entre los siglos X y XV), que a su vez es copia de uno más antiguo que estaba en Constantinopla y que fue destruido. Este cuadro lleno de simbolismo merece una explicación más detallada. En la enciclopedio visual “ArsProDeo” de Ángel Castaño encontramos lo siguiente:

“El icono original conservado en Roma parece ser copia de una famosa pintura de Nuestra Señora que fuera, según la leyenda, pintada por el mismo San Lucas. La original se veneraba en Constantinopla por siglos como una pintura milagrosa, pero fue destruida en 1453 por los turcos cuando se apoderaron de la ciudad. Esta copia, que se custodiaba en Creta, se salvó porque un mercader decidió llevar la pintura a Italia para evitar su destrucción. En ruta se desató una violenta tormenta y todos a bordo esperaban lo peor. El comerciante tomó el cuadro de Nuestra Señora, lo sostuvo en alto y pidió socorro. La Santísima Virgen respondió a su oración con un milagro. El mar se calmó y la embarcación llegó a salvo al puerto de Roma. Por ese suceso pasó a ser conocida como Nª Sª del Perpetuo Socorro.

Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Peraleda

Copia conservada en Peraleda

Las abreviaturas griegas a ambos lados de la corona de la Madre (MP θY) la identifican como “Madre de Dios”; son la primera y última letras de MATEP (pronunciado “mater”= madre) y θEOY (pronunciado “zeu”= de Dios). Las abreviaturas al lado del Niño (IC XC) significan Jesucristo. Las letras griegas en la aureola del Niño (ώ ό ή) son abreviaturas que significan “o ostis eimí” (=Yo soy / Quien / Soy), tal como Yahvé se identificó a Moisés en el episodio de la Zarza Ardiente. Las letras más pequeñas identifican al Ángel de la izquierda como San Miguel Arcángel: el arcángel sostiene la lanza y la caña con la esponja empapada de vinagre, instrumentos de la pasión de Cristo. El Ángel a la derecha es identificado como San Gabriel Arcángel, sostiene la cruz y los clavos. Nótese que los ángeles no tocan los instrumentos de la pasión con las manos, sino con el paño que los cubre, lo cual es habitual en la Iglesia Ortodoxa al manipular objetos sagrados.

El fondo dorado habitual en los iconos es símbolo de la luz del Espíritu Santo que baña la escena y la santifica. Para la Virgen, el maphorión (velo-manto) es de color púrpura, signo de la divinidad a la que ella se ha unido excepcionalmente, mientras que el traje es rojo, indicación de su humanidad. La estrella que está en la frente de María la identifica como Stella Maris, estrella del mar, que la equipara con el papel orientador que tiene la estrella polar para los navegantes.

El Niño divino, siempre con ese aspecto de madurez que conviene a un Dios eterno en su pequeño rostro, está vestido como solían hacerlo en la antigüedad los nobles y filósofos: túnica ceñida por un cinturón y manto echado al hombro. El pequeño Jesús tiene en el rostro una expresión de temor y con las dos manitas aprieta la derecha de su madre, que mira ante sí con actitud recogida y pensativa.

La gran expresividad de este tipo de iconos se basa en la captura del momento emotivo. Los ángeles muestran al Niño los instrumentos de su futura Pasión y el Niño, asustado, ha corrido hacia su madre, a la que se aferra con ambas manitas. La rapidez del movimiento se sugiere por la sandalia que se le ha salido y queda colgando del pie por una tira. El Niño mira al ángel asustado. Muchas versiones pintadas en Occidente muestran al Niño sonriente (caso del cuadro que vemos aquí en nuestra parroquia), esto se debe a que el artista ha querido hacerlo más bello, pero desconocía el sentido original de la imagen que copiaba. Sin embargo el detalle más significativo es la mirada de la madre. Ante la angustia del Niño, María no lo está mirando a él, sino que nos mira a nosotros con rostro triste. El mensaje de este cuadro es lo que está en la mente de María en ese momento al mirarnos; es nuestro pecado el causante del dolor de su hijo.

Este cuadro es un mensaje emotivo y conmovedor dirigido al fiel para sacudir su conciencia y así evitar que caiga en el pecado.”

Hasta aquí la cita. Es larga pero he querido ponerla aquí, ya que en la Iglesia Occidental estamos acostumbrado a las imágenes mientras la Iglesia Oriental, la Otodoxa, utiliza cuadros (Iconos) llenos de simbolismo.

A la derecha de este altar y en una lápida en cerámica talaverana incrustada en la pared, podemos leer: “Este altar fue donado a la devoción de la Santísima Virgen del Perpetuo Socorro por Dª Carolina Barahona García , esposa del médico D. Domingo Juárez Ortega, año 1940”.

San Antonio de Padua en Peraleda SAN ANTONIO

A uno de sus lados está la imagen del S. Antonio de Padua que, como ya hemos dicho, estaba en el altar de Nuestra Señora de la Soledad. Se le representa en esta imagen con un libro en la mano, símbolo de sabiduría, y sobre él la imagen del Niño Jesús con un lirio en su manita. Alude esto al hecho milagroso que se cuenta de S. Antonio. Estando una vez en casa de un amigo, éste miró por la puerta de la habitación y vio asombrado como S. Antonio llevaba en brazos un niño hermosísimo. El lirio simboliza la pureza del santo. Esta imagen fue comprada por suscripción popular el 12 febrero de 1938 y costó 385 pts.

VIRGEN DE FÁTIMAVirgen de Fátima en Peraleda

Al otro lado del Perpetuo Socorro había una imagen de Nuestra Señora de Fátima, ahora trasladada a la peana del rincón. El 13 de mayo de 1917, tres niños que trabajaban de pastores dijeron que habían visto a la Virgen en Cova de Iria (cueva de Irene) en Fátima, Portugal. De aquí la advocación de Nuestra Señora de Fátima. La imagen de nuestra capilla, copia de la original en Fátima, nos representa una Virgen de complexión delgada, de pié, descalza, con las manos juntas en actitud de oración, mirada baja y con el rosario entre las manos. Viste túnica blanca y lleva capa blanca ribeteada en dorado. Esta imagen fue regalo de la familia Juárez.

Virgen Niña en la capilla de Peraleda de la MataLA VIRGEN NIÑA

Tenemos también una imagen de la Virgen Niña que estaba sobre una peana en el rincón entre el altar de la Virgen del Perpetuo Socorro y el de la Inmaculada, aunque ahora ha sido llevada al altar del Perpetuo Socorro, cambiando lugar con la Virgen de Fátima. Es rara esta representación de la Virgen niña, sola, sin la compañía de sus padres. Aparece descalcita, vistiendo una túnica de anchas mangas, ribeteadas en los puños y en el bajo, leyendo un libro, suponemos que de oraciones.

vidrieras capilla PeraledaVIDRIERAS

Dos vidrieras una con el anagrama JHS y la otra con la representación del Espíritu Santo en forma de paloma, embellecen las dos ventanas que dan luz natural a esta capilla. Ambas vidrieras, con las tres de la nave central, fueron encargadas a un taller andaluz y de ellas ya hablamos en nuestro artículo sobre las vidrieras de Peraleda.

DéesisEN LA SACRISTÍA

Para terminar, señalaremos los dos cuadros que hay en la sacristía, uno de 1.35m. X 0.98m. cuyo autor es el sacerdote D. José Martín Majadas, pintor, poeta y sacerdote de Baños de Montemayor. Representa una Déesis (Jesús crucificado con María y San Juan a sus pies). Este cuadro fue encargado por D. Miguel Ángel García Durán, que fuera párroco de esta parroquia, para ser colocado en la parte superior del altar de la capilla de Nuestra Señora de la Soledad, y costó 1500 €. Como al tapar la ventana, quedaba falta de luz la capilla, en el 2013 se acordó quitarlo y sustituirlo por la vidriera ya comentada.

El otro cuadro es una estampa de la Virgen de Guadalupe idéntica a la que corona en retablo de la Virgen de la Inmaculada de la capilla, puesta en la sacristía por el sacerdote Francisco Barrado hace pocos años.

Hace unos 30 años se encontraba también en la sacristía el cuadro del Martirio de Fray León, monje natural de Peraleda martirizado en la isla filipina de Mindanao en el año de 1708 y que hoy está colgado en la nave de la iglesia. Y antes de la Guerra había también un cuadro al óleo representando la imposición de la casulla de San Ildefonso, pero fue quemado.

Peraleda de la Mata 7 de noviembre de 2.001, actualizado en el 2016
Eusebio Castaño.

.

Cruz Capilla

Cruz formada por el barrido Norte-sur Este-Oeste de la capilla, mostrando sus tres altares, el arco de entrada, la cúpula y el suelo. Haga clic para ampliar.


separador 9

APÉNDICE

FOTOS VARIAS DE AYER Y HOY

Virgen Niña en el retablo de la Virgen del Rosario. Peraleda de la Mata.

Inusual escena de la Virgen Niña colocada temporalmente en la hornacina del altar de la Virgen del Rosario.

La Virgen Niña cuando estaba en el rincón

La Virgen Niña cuando estaba en el rincón

Retablo de la Inmaculada - Peraleda de la Mata

Retablo de la Inmaculada

lámpara de bronce que cuelga de la cúpula

lámpara de bronce que cuelga de la cúpula

Virgen de Guadalupe de la sacristía de Peraleda

Virgen de Guadalupe de la sacristía

Retablo Virgen de la Soledad antes de restaurar y dorar

Retablo Virgen de la Soledad antes de restaurar y dorar

Antiguo baptisterio

Antiguo baptisterio, con el cuadro del Bautismo de Jesús. Actual Puerta de Labradores.

Laterales del antiguo retablo del Perpetuo Socorro - Peraleda de la Mata

Laterales del antiguo retablo del Perpetuo Socorro

Altar de la Virgen del Perpetuo Socorro ya sin retablo

Altar de la Virgen del Perpetuo Socorro ya sin retablo

Letrero junto al desaparecido Altar del Perpetuo Socorro en Peraleda

Letrero junto al desaparecido Altar del Perpetuo Socorro

Si alguien tiene una foto donde se vea el antiguo retablo del Perpetuo Socorro, por favor enviádnosla para que podamos mostrarla. Gracias.

2 comentarios en “Iconografía 7: En la capilla de la iglesia

  1. Me encantan las entradas sobre la imaginería de nuestro pueblo. Una pena que la virgen de la Soledad esté tan olvidada. Además apenas ponéis datos sobre esta, algo que sería interesante al igual que hicisteis con las imágenes de la ermita.

    Me gusta

    • Gracias, pero realmente no hay más datos sobre la Dolorosa de esta capilla, más allá de lo aquí dicho. Para la iconografía en sí, puesto que es la misma que la de la Dolorosa de la ermita, vale para ésta lo mismo que dijimos para aquélla.

      Me gusta

Envíanos un comentario (será publicado aquí tras su revisión)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s